Cavitación

La Cavitación es un novedoso procedimiento para reducir la grasa corporal localizada y mejorar notablemente la apariencia de la celulitis sin cirugía y sin dolor. Es la alternativa ideal para quienes tienen un poco de grasa localizada, que ha sido imposible de erradicar con el ejercicio o con la dieta balanceada, y que por el momento no quieren o no merecen un tratamiento invasivo como una Liposucción o Lipoescultura. Se puede realizar en estómago, espalda, glúteos, piernas y brazos.

El primer paso para realizar la Cavitación es hacer una evaluación médica y luego analizar el peso del paciente y su porcentaje de grasa. Una vez señaladas las áreas a tratar se comienza el tratamiento. Se realiza un masaje utilizando una máquina que envía ondas de frecuencia ultrasónica que ataca las células adiposas diluyéndolas, las cuales son procesadas por el hígado y eliminadas a través del sistema linfático y las vías urinarias.

Desde nuestra experiencia y con el fin de obtener los mejores resultados, combinamos la Cavitación con sesiones de Radiofrecuencia y masajes de Drenaje Linfático, que ayudan a la eliminación de toxinas y hacen que la piel tenga un efecto tensor importante y una mejor apariencia. También recomendamos la utilización de una faja durante el tiempo que se realice el tratamiento, tomar abundante agua durante este período y mantener una alimentación balanceada.

La cantidad de sesiones depende de cada paciente, por lo general consta de 12 a 18 citas de aproximadamente una hora de duración. Desde la primera sesión se notan los cambios tanto en la textura de la piel como en la disminución de centímetros de contorno en general. Es un tratamiento excelente, no solamente por sus buenos resultados sino porque motiva al paciente a realizar un cambio de hábitos en su alimentación y actividad física.

¡Póngase en contacto con nosotros!

Contacto