Liposucción O Lipoescultura

  • Elimina depósitos de grasa localizados en diferentes partes del cuerpo
  • Mejora el contorno corporal
  • Disminuye la flacidez
  • Moldea y realza la figura

La Liposucción o Lipoescultura es un procedimiento quirúrgico para realizar moldeamiento corporal a través de la extracción de grasa. No es un procedimiento para adelgazar ni perder peso, está indicado para mujeres con acumulaciones de grasa que no se eliminan fácilmente mediante dieta o ejercicio. Los principales lugares a tratar son: abdomen, espalda, caderas, muslos, papada y brazos.

Para realizar una Liposucción se realizan pequeños cortes o incisiones en la piel (menores a 1cm) por los cuales se introducen cánulas de diversos diámetros para extraer la grasa mediante presión. Estas cánulas se insertan entre la piel y el músculo para llegar a la capa de tejido adiposo la cual está formada por adipocitos. Los adipocitos aumentan en la medida que la persona exagera en el consumo de grasas. Con la Liposucción, parte de este tejido es extraído.

Según la historia clínica de la paciente, se define si se realizará una Liposucción con Ultrasonido o con Vasser. En pacientes que nunca se han realizado un procedimiento de este tipo o mesoterapias por ejemplo, se utiliza el ultrasonido para licuar y extraer la grasa. En mujeres que sí se han realizado anteriormente una lipoescultura o se han inyectado alguna sustancia para quemar grasa, se utiliza el Vasser, ya que tiene un mejor resultado para eliminar fibrosis restantes, fruto de los procedimientos anteriores.

La Liposucción o Lipoescultura no es un procedimiento que se le practique a personas que sufran de obesidad o a personas que hayan hecho inumerables dietas sin resultados satisfactorios. Para estos casos la recomendación es resolver la condición de sobrepeso, ideal mediante un cambio de habitos alimenticios y de actividad fîsica, para luego someterse a un procedimiento de este tipo.


Con la Liposucción la grasa se extrae más fácilmente y con baja pérdida de sangre. También se logra una mejor retracción de la piel luego de la intervención. Se logra un moldeamiento corporal muy natural. El impacto no es sólo físico, el paciente logra recuperar seguridad, confianza y autoestima al percibir un cuerpo más tonificado y saludable.
Cuando se practica una Liposucción, el médico cirujano extrae la grasa y solo mediante esta extracción hace un moldeamiento corporal con base en la condición física del paciente y sus expectativas. Se denomina Lipoescultura al procedimiento, cuando parte de la grasa extraída es inyectada nuevamente al paciente, para aumentar el volumen de algunas áreas o rellenar zonas hundidas.
Los pacientes ideales son personas con un leve exceso de peso y acumulación de grasa en ciertas zonas del cuerpo y con buena elasticidad en la piel. Es importante que sean personas que manifiesten tener voluntad para llevar hábitos de vida saludables, una alimentación balanceada y una vida activa que incluya el ejercicio. La liposucción no es la solución para una persona con malos hábitos, en este caso será una pérdida de esfuerzo y dinero en el largo plazo.
La Lipoescultura o Liposucción se realizan preferiblemente bajo anestesia general, pero en casos en que los depósitos grasos son muy localizados y donde la cirugía esté programada para menos de una hora de duración, se puede realizar con anestesia local y sedación. Por lo general esta cirugía se realiza de manera ambulatoria, salvo en casos excepcionales que el cirujano así lo indique, o que el paciente así lo prefiera.
La duración de la Lipoescultura o la Liposucción depende de cada paciente, pero se puede decir que el procedimiento tarde de 2 a 4 horas aproximadamente.
La incapacidad de la Lipoescultura y la Liposucción es de tres a siete días. Durante los dos primeros días se recomienda reposo total con breves caminadas para activar la circulación y evitar la formación de trombos; la recuperación total es de un mes, tiempo en el que el paciente debe usar una faja para ayudar a la piel a retraerse nuevamente.
Es importante seguir todas las indicaciones médicas, la toma de medicamentos, el uso de medias antiembólicas, la aplicación de anticuagulante para evitar la formación de trombos luego de la cirugía, y sobretodo informar al médico de cualquier irregularidad que se pueda presentar. Se pueden presentar algunas complicaciones leves, las cuales no se deben pasar por alto para evitar complicaciones mayores.
Desde el primer día el paciente puede apreciar el cambio en la forma de su cuerpo, incluso aunque se presente hinchazón, podrá ver resultados. Es importante que el paciente realice el postoperatorio siguiendo las indicaciones de su cirujano, de esto depende gran parte el éxito de la intervención.
Como todos los procedimientos de tipo quirúrgico, la Liposucción y Lipoescultura tiene riesgos que deben ser explicados y entendidos por el paciente. El paciente debe tener claro en qué consiste el procedimiento, que técnica usará el médico, qué puede esperar luego de la intervención y qué implicaciones pueden presentarse. No dar información completa y detallada al paciente es irresponsable; también lo es que el paciente no sea transparente al momento de informar su historia clínica a su cirujano.
Las cicatrices que quedan luego de una liposucción son prácticamente imperceptibles al ser respuesta a incisiones muy pequeñas para introducir las cánulas. Para disimularlas aún más, el cirujano las realiza en lugares donde hay pliegues o en donde se ocultan por el vestido de baño o la ropa interior.
El costo de este procedimiento puede tener una variación según la edad del paciente, su historia clínica y el alcance de la cirugía. Informamos los costos en una consulta de valoración, este espacio frente a frente es el mejor momento para identificar realmente las necesidades del paciente. En nuestra cotización se detallan los todos los gatos asociados al procedimiento, de manera que el paciente no reciba sorpresas luego de la cirugía.
Lo primero es asistir a una consulta de valoración personalizada con el Dr. Rodrigo Soto (para los pacientes por fuera de Bogotá existe un procedimiento alternativo; la CONSULTA ONLINE). En esta consulta el doctor explica el procedimiento, evalúa al paciente para hacer su recomendación médica, registran la historia clínica, aclaran conceptos y se despejan dudas.
Tomada la decisión de someterse a la cirugía, el paciente recibe la orden de exámenes médicos y un consentimiento en el que se informa por escrito todo lo relacionado con la cirugía.
Posteriormente se programa la fecha de la cirugía. Durante el mes previo a la misma, el paciente debe realizarse los exámenes médicos. La semana previa a la intervención se comunicarán de la clínica para agendar su cita con el anestesiólogo, quién es el profesional que da luz verde para la realización de la cirugía.
La cirugía se lleva a cabo y a los dos días el paciente comienza su proceso post – operatorio, que consiste en la realización de masajes combinados con ultrasonido para mejorar la retracción de la piel y en controles semanales con el Doctor. Estos pos-operatorios se realizan directamente en el Centro de Cirugía del Dr. Soto y son realizados por su equipo de trabajo.
Al mes, el paciente ya puede apreciar un 85% de los resultados. La desinflamación total se da al cabo de 6 meses, fecha en la que se realiza el último control para darle fin al proceso. Que el resultado de la cirugía se mantenga, depende del paciente y de sus buenos hábitos de alimentación y ejercicio.
En el caso que se requiera, esta cirugía se puede acompañar de Lipectomía para eliminar la piel sobrante y las estrías del abdomen. Es muy común que esta cirugía se acomañe con Aumento de Senos o bien una cirugía facial tipo Rinoplastia, Blefaroplastia o incluso Estiramiento Facial.
video mamoplastia

Video

Liposucción

¡Póngase en contacto con nosotros!

Contacto